viernes, 1 de febrero de 2013

LA ESTACIÓN DE PONT DE FUSTA

Vista general de la fachada principal de la estación de Pont de Fusta

Tras un año de actividad, iniciada en enero de 2012 de la mano de la prestigiosa revista Vía Libre, este blog suma el primer centenar de pequeñas historias de nuestros trenes. Para celebrar este hito, quiero dedicar esta nueva entrada a una de mis terminales ferroviarias favoritas: la valenciana estación del Pont de Fusta.
Fachada interior de la estación de Pont de Fusta

Valencia contó en el pasado con una de las más interesantes redes de ferrocarriles suburbanos de vía estrecha de nuestro país, el popular "trenet" que, posteriormente, ha servido de base para el desarrollo del moderno sistema de metro que atiende las necesidades de movilidad de la capital del Turia y de su entorno más inmediato.
Llegada de un tren de la línea de Bétera, compuesto por un automotor y dos remolques, construidos en 1928 para los ferrocarriles portugueses y adquiridos de ocasión por el "trenet" tras la Guerra Civil

Hasta la inauguración de las primeras líneas de metro, en 1988, la mayor parte de los ferrocarriles de vía estrecha valencianos convergían en la activa estación de Pont de Fusta, de la que se llegó a decir que registraba tantos viajeros como la londinense estación Victoria.
Los andenes de la estación de Pont de Fusta registraban una intensa actividad

La estación de Pont de Fusta, que recibía su nombre de una pasarela de madera con la que los viajeros que llegaban a la terminal podían cruzar el cauce del río Turia y alcanzar el centro histórico de la ciudad, fue inaugurada en el verano de 1892 para centralizar en sus andenes los servicios ferroviarios que, desde Valencia, se dirigían al Grao, a Rafelbunyol, a Bétera y a Llíria. El edificio de viajeros fue diseñado por el arquitecto valenciano Joaquín María Belda Ibáñez en un depurado estilo clasicista.
Maniobra de enganche de un automotor a su remolque en la estación de Pont de Fusta

Trabajos para la retirada del automotor Nº 14, descarrilado tras la rotura de un eje

La primera vez que visité la estación de Pont de Fusta fue en el año 1977. La visión resultaba impresionante, ya que la intensa actividad ferroviaria que registraba la terminal contrastaba con la gran antigüedad del material móvil con el que se prestaba servicio. Los automotores eléctricos más primitivos databan de 1917, es decir, acababan de cumplir los sesenta años. En cuanto a los más modernos, los populares "fabiolos", adquiridos de ocasión por Feve en 1972 a los ferrocarriles vecinales belgas (SNCV), no era tarea fácil determinar su edad ya que, la mayoría de ellos eran, en realidad, fruto de sucesivas reformas y reconstrucciones, en algunas ocasiones de vehículos tan antiguos como los originales del "trenet".
Algunos automotores, construidos en 1917, prestaron servicio hasta mediados los años ochenta

Salida de un automotor de la serie 50 en dirección al Grao

Dos automotores "fabiolos" asignados al servicio en la línea de Rafelbunyol

Sea verdad o exageración, la comparación de la estación de Pont de Fusta con la londinense de Victoria, la actividad de la terminal valenciana era incesante. A todas las horas en punto, a los cuartos, las medias y los menos cuartos, salían simultáneamente de sus andenes trenes con destino al Grao, a Rafelbunyol y a Paterna (cada hora uno continuaba hasta Lliria). Además, cada veinte minutos salía un tren hacia el Seminario, de los que, igualmente, cada hora, uno prolongaba su recorrido hasta Bétera.
Entrada simultánea de un automotor procedente de Paterna y un "fabiolo" de la línea de Rafelbunyol

La estación de Pont de Fusta siempre disponía de algún tractor, como el de la imagen, construido por Devis en 1933, para la realización de maniobras


En las proximidades de la estación de Pont de Fusta se encontraban los talleres generales del "trenet"


A partir de 1988, la progresiva transformación del histórico "trenet" en el moderno metro de Valencia fue restando tráfico a la histórica terminal de Pont de Fusta que, en la actualidad, únicamente contempla el paso de los tranvías de las líneas 4 y 6. Por su parte, el edificio de viajeros se ha reconvertido en sede de la policía local.
Tren, encabezado por el automotor 53, construido por Devis en 1940, llega a la estación de Pont de Fusta procedente de la línea de Bétera

Trabajos de mantenimiento de la línea aérea en las vías de la estación de Pont de Fusta

Tren del servicio de via y obras estacionado en Pont de Fusta


8 comentarios:

  1. Magnífico post para celebrar el centenar! Queremos más.

    ResponderEliminar
  2. mi padre fue rebisor en esos trenes y my abuela guardabarrera en un paso a nivel entre empalme - paterna

    ResponderEliminar
  3. los trenes fabiolo heran mas conozidos en valencia como los belgas

    ResponderEliminar
  4. Tienes un pequeño fallo en el artículo. Actualmente Pont de Fusta es la sede de la policía autonómica, no de la policía Local. El fallo es comprensible, porque la policía autonómica valenciana es una cuerpo con una casi nula actividad, dedicada mayoritariamente al cuidado de edificios y sedes de la Generalitat Valenciana. Aquí se pueden ver sus sedes: http://www.gov.gva.es/lrportal/web/orgconselleria-de-gobernacion/sedes-y-localizacion?mn=nivel3s_4&up=nivel2s_4

    La sede de la Policía Local de Valencia se encuentra, principalmente en los edificios de la Avda. del Cid.

    ResponderEliminar
  5. ¿ tienes fotos de antiguos guardabarreras del trenet de valencia ? mi abuela fue guardabarrera en un paso nivel entre empalme - paterna

    ResponderEliminar
  6. Manuel González Márquez19 de marzo de 2014, 14:59

    Hubo una época (años 1960´s-70´s) en la que la estación del Pont de Fusta fue la de mayor número de viajeros en España. El servicio era prácticamente ininterrumpido durante las 24 h, con circulación de trenes durante toda la noche. Llegué a conocer personalmente los últimos años de aquella época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue importante para la ciudad, pero me parece que decir eso es exagerar, comparar un tráfico local a uno internacional como el de atocha, chamartin o principe pio

      Eliminar