miércoles, 8 de febrero de 2017

UN PLAGIO AL OTRO LADO DEL ATLÁNTICO (EL LIBRO LOS INICIOS DEL FERROCARRIL EN CUBA)

Portada del plagio
 
Ayer compré un pequeño libro que bajo el título "Inicios del ferrocarril en Cuba", parece ser obra de un tal Gerardo Sánchez, publicada este mismo año por la Editorial Navarro'S en los Estados Unidos.
 
Iniciada la lectura, el texto pronto me ha resultado extrañamente familiar... ¡y tanto! ¡la totalidad del capítulo de introducción, seis páginas, son copia absolutamente literal de una entrada a este mismo blog, que publiqué en noviembre de 2012 con motivo del 175 aniversario del ferrocarril en Cuba! Además, en la única modificación que realiza el tal Gerardo Sánchez... ¡resulta que se equivoca!

 
Introducción que plagia la entrada publicada en este blog en 2012
 
En efecto, como se puede ver en dichas páginas, que me tomo la libertad de reproducir (¡a lo mejor me demanda por no respetar sus derechos de autor!), Gerardo Sánchez afirma que "El 19 de noviembre del año 2017 se cumplen 176 años de la inauguración del primer ferrocarril cubano-español en la isla de Cuba". En cambio, en el original del blog dice "Hoy, 19 de noviembre, se conmemora el 175 aniversario de la inauguración del primer ferrocarril cubano... ¡y español!". Como cualquiera puede deducir, si el primer ferrocarril de Cuba se inauguró en 1837, en 2017 no se conmemoran 176 sino 180 años de este acontecimiento. Este error me hace pensar que el perpetrador del plagio lo hiciera el blog el año pasado y, por tanto, solamente sumó un año a mi texto original, en lugar de cinco...
 
Naturalmente, este "artista" no aporta en el libro referencia alguna a la procedencia del texto y, de hecho, ni siquiera ofrece una bibliografía en la que pudiera haberlo indicado. Es decir, sin rubor alguno se atribuye la autoría del texto ya que el único nombre que aparece es el suyo.
 
Por lo demás, el resto del libro no aporta ningún trabajo intelectual por parte del tal Gerardo Sánchez. De hecho, el resto de sus 167 páginas (en formato 215 x 140 mm) son una mera transcripción literal de dos reglamentos de sendas compañías concesionarias de la isla mayor de las Antillas (por lo demás, bastante similares a los de cualquier empresa del ramo), de un pleito, de dos proyectos ferroviarios, un debate en el Congreso de los Diputados y un Decreto que regulaba la concesión de ferrocarriles en Cuba. Es decir, un completo corta-pega desde el principio hasta el fin.
 
En resumen, un verdadero truño, que nada aporta sobre la sin duda interesante historia de los ferrocarriles cubanos, en el que sin ninguna aportación intelectual, el tal Gerardo Sánchez se apunta la autoría de un libro que no le corresponde. Desde luego, no seré yo quien aconseje la compra de este panfleto: mi texto sigue estando disponible gratuitamente en este blog y los restantes documentos se pueden localizar con facilidad en internet.
 
En todo caso ruego que, si alguno de los lectores de este blog conoce a este sinvergüenza que firma como Gerardo Sánchez, le advierta que, pese a la distancia, su plagio no ha pasado desapercibido a este lado del Atlántico y que me reservo mi derecho a emprender las acciones legales que considere oportunas contra él y/o contra su editorial. Con que se hubiera tomado la molestia de abrir la pestaña marcada en este mismo blog como "Perfil del autor", habría encontrado mi dirección de correo electrónico, habría podido contactar conmigo, habría podido solicitar permiso para utilizar mi texto y, sin duda, le habría dado algún que otro consejo. En resumen, habría quedado como un señor y no como un caradura.
 

3 comentarios:

  1. Muy grande es el mundo de los ladrones de textos y fotos. https://twitter.com/MatuteDuarte/status/829698134431371266 También me copian entradas de viajes de tren de mi Blog y encima lo firman otros

    ResponderEliminar
  2. Aprovechados hay en todos lados, bueno es denunciarlos. Por estos lares, me refiero a Argentina, también los hay pero más con el tema de las fotografías. Sí hay por lo menos un reconocido periodista, Felipe Pigna, que escribió un artículo sobre George Pullman (creador de los coches de lujo) diciendo que era español.

    ResponderEliminar