lunes, 21 de enero de 2013

EL BOMBARDEO DE LA ESTACIÓN DE DURANGO



Imagen del bombardeo de Durango tomada desde uno de los aparatos de la Aviazione Legionaria italiana. Se observan las explosiones sobre el casco urbano de la localidad y la situación de la estación de Durango, en la parte inferior derecha de la fotografía. Fotografía de Rino Zitelli cedida por Franco Borgato


La semana pasada, gracias a José Ángel Brena Alonso, miembro de la asociación Sancho de Beurko:  http://www.sanchodebeurko.org/ , pude contactar con el italiano Franco Borgato cuyo tio abuelo, Rino Zitelli, participó activamente en la Guerra Civil española, al formar parte de la Aviazione Legionaria al servicio de las tropas rebeldes de Franco. Gracias al blog que mantiene Franco Borgato: http://www.borgato.be/Guerra%20di%20Rino/html/guerra_de_espana.html , los interesados pueden seguir las andanzas de su tioabuelo en nuestro país.
Otra imagen del bombardeo de Durango. En la fotografía se observa que las bombas explotan en la playa de vías de mercancías y en el edificio de los talleres. Fotografía de Rino Zitelli cedida por Franco Borgato

Entre las imágenes que, de inmediato, han llamado mi atención, destacan sin duda las correspondientes al bombardeo de Durango (Vizcaya), que tuvo lugar el 31 de marzo de 1937. No cabe duda del carácter terrorista de esta acción de guerra, con la que se pretendía atemorizar a la población civil y quebrar su espíritu de resistencia. No obstante, la Aviazione Legionaria también aprovechó la ocasión para destruir diversos objetivos militares ya que Durango se había convertido en un nudo de comunicaciones fundamental para la defensa de los flancos Este y Sur del frente del Norte. En consecuencia, la estación del ferrocarril de Bilbao a San Sebastián donde, además, se encontraban los talleres principales de esta vía férrea, se convirtió en uno de los objetivos prioritarios de los bombarderos italianos ya que era un importante centro logístico para el transporte de tropas y equipos a los frentes de Eibar y Elgueta, a través de las líneas que se dirigían a Eibar y Elorrio.
Traslado de tropas leales a la República en un tren de la Compañía de los Ferrocarriles Vascongados. Fotografía cedida por Guillermo Tabernilla

El bombardeo de la estación de Durango provocó daños muy cuantiosos: la marquesina que cubría las vías de la terminal quedó completamente destruida y los talleres muy afectados. Además, buena parte del material móvil estacionado en estas dependencias, así como la playa de vías, instalaciones de electrificación y otros equipamientos, resultaron seriamente dañados. Al respecto, la propia Compañía de los Ferrocarriles Vascongados, concesionaria del ferrocarril de Bilbao a San Sebastián, identificó los siguientes destrozos:
Vista general de la estación de Durango tras el bombardeo de la Aviazione Legionaria italiana del 31 de marzo de 1937. Fotografía de Rino Zitelli, cedida por Franco Borgato

Grandes averías en talleres y demás edificios de esta estación. Reparados en parte y construida la casa habitación del jefe de talleres. Importa lo reconstruido en esta estación, Pts: 144.211,97.

Gatos para talleres.- Pequeñas averías en gatos de talleres de Durango, por los bombardeos de la aviación Nacional. Se hicieron estas reparaciones. Importaron las reparaciones, Pts: 2.411,4

Material móvil:

Reparación de los coches MACD, Nº 4, TAf 103, TAf 107, TAf 212, TAB 11, TABf 102 de averías ocasionadas por bombardeos de la aviación y artillería Nacionales. Se hicieron estas reparaciones. Importaron en jornales y materiales, Pts: 32.128,39
Detalle de los daños sufridos por el material móvil en el bombardeo. Al fondo se observa el edificio de los talleres de material móvil del ferrocarril, cuya cubierta resultó muy dañada. Fotografía de Rino Zitelli, cedida por Franco Borgato

Reparación de los coches de primera clase TAf 8-10-11-13-16-18 y 19: pequeñas averías sufridas por los efectos de bombardeo de la aviación Nacional. Importó esta reparación, Pts: 1.243,05

Reparación de los coches salón Pullman Nº 1, 2, 3, 4 y 5 de pequeñas averías sufridas por los efectos de bombardeo de la aviación Nacional. Importó esta reparación, Pts: 13.595,52

Pérdida por destrucción del coche Break, coche salón Xfvh Nº 1 y coche mixto AB Nº 4, Pts: 26.439,19

Otra imagen de los daños provocados por el bombardeo de la Aviazione Legionaria italiana. Se observa un militar italiano dentro de uno de los cráteres provocados por las bombas. Fotografía de Rino Zitelli, cedida por Franco Borgato

Pérdida por desguace a consecuencia de quedar inservibles para la circulación por los efectos de bombardeo de la aviación Nacional de los coches de 1ª clase TAfv 203, TAfv 204, de los de 3ª clase TCfv 5, TCfv 15, TCfv 17, TCfv 206, TCfv 209, TCfv 216 y del furgón TBfvh 101 y coche mixto TABfv 5, Pts: 163.050,99.
Coche TAB-5 fotografiado ante el edificio de la estación de Durango. Tanto este coche como la marquesina que se aprecia a la izquierda de la imagen, resultaron destruidos en el bombardeo de Durango del 31 de marzo de 1937

Quiero aprovechar esta ocasión para reiterar mi agradecimiento a José Ángel Brena Alonso y a Franco Borgato por su ayuda en la localización y divulgación de estas imágenes. 

6 comentarios:

  1. Documento muy interesante.........vaya destrucción.

    ResponderEliminar
  2. Fenomenal articulo Juanjo

    Jorge Oliveira

    ResponderEliminar
  3. Una pregunta: en la relación de pérdida por desguace se indica el furgón TBfv-101. ¿Es correcto así o sería TDfv-101?
    Un saludo,
    Manuel Gonzálezs Márquez.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Manuel:

    En efecto, es una errata. Era, como bien dices, el TDfv-101. ¡Gracias por la observación!

    ResponderEliminar
  5. Carácter terrorista???? De acción de gerra ....
    Creo que es desafortunado ese comentario
    Terrorismo es otra cosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, terrorismo es:
      1. m. Dominación por el terror.
      2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

      Bombardear a la población civil, como en el caso de Durango creo que puede considerarse como un acto de violencia ejecutado para infundir terror.

      Eliminar