miércoles, 10 de octubre de 2012

110 AÑOS DE TRANVÍAS ELÉCTRICOS EN ZARAGOZA

Archivo Histórico de la Diputación Provincial de Zaragoza
 
Esta misma semana, el moderno tranvía de Zaragoza ha sido galardonado con uno de los más prestigiosos premios del sector, otorgado por la Light Rail Transit Association. Es pues, una buena ocasión para recordar que precisamente hoy, 10 de octubre, se conmemora el 110 aniversario de la inauguración de los tranvías eléctricos de la capital aragonesa.
 
En efecto, un 10 de octubre, en este caso de 1902, en vísperas de las fiestar patronales de la Virgen del Pilar, fue cuando se inauguró la primera línea de tranvías eléctricos de Zaragoza, en concreto, en el trayecto que cubría la línea al barrio de Torrero. Lo más curioso es que en el estreno de los tranvías eléctricos de la capital aragonesa participaron dos coches motores propiedad de la Compañía del Tranvía de San Sebastián.
En el centro de la imagen, un coche motor de los tranvías de San Sebastián, inmortalizado en la Plaza de España de Zaragoza. Fotografía cedida por Antonio Arguas.
 
En efecto, la empresa que gestionaba los tranvías de la capital aragonesa tenía todo dispuesto para iniciar el servicio con tracción eléctrica en las fiestas del Pilar de dicho año, incluido el suministro de los nuevos coches, construidos por la firma zaragozana Carde y Escoriaza. Sin embargo, a finales de septiembre, los automotores no estaban todavía completos, ya que la empresa norteamericana J.G. Brill no había remitido a tiempo los truck,. Por ello, el director de los Tranvías de Zaragoza, Pascasio Escoriaza, solicitó a su homólogo de San Sebastián la posibilidad de alquilar dos unidades en un contrato que incluía los dos wattman, denominación que en la época recibían los conductores de los tranvías, necesarios para su manejo.
Uno de los primeros tranvías eléctricos de Zaragoza. Tal vez éste fue el que utilizó durante tres meses el truck del Nº 12 de San Sebastián. Archivo Histórico de la Diputación Provincial de Zaragoza
 
Cabe señalar que, una vez en la capital aragonesa, los responsables del tranvía de Zaragoza desmontaron al coche Nº 12 su truck Brill y lo montaron en una de sus propias unidades, devolviendo la carrocería a San Sebastián., mientras que el otro coche remitido desde la capital guipuzcoana, circuló completo, con su truck original, construido por la firma suiza SIG, ya que no era compatible con los de Zaragoza. El contrato de alquiler se prolongó durante tres meses, por lo que en diciembre de 1902 el truck del coche Nº 12 y el otro tranvía, cuya matrícula no se ha podido determinar, así como los dos wattman, regresaron de nuevo a la capital guipuzcoana.
Moderno tranvía de Zaragoza
 
Sirva pues esta efeméride para felicitar a los zaragozanos por la exitosa recuperación de este medio de transporte en sus calles... ¡y por sus fiestas patronales!





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada