lunes, 7 de octubre de 2013

VICENTE CRESPO FRANCO

Antiguo juzgado y cárcel de Azpeitia, centro de trabajo de Vicente Crespo. Fotografía de Vicente Crespo Franco

Ruego a los lectores habituales de este blog mis disculpas por tratar hoy sobre un tema no estrictamente ferroviario. Se trata de la última actividad del Museo Vasco del Ferrocarril que, el pasado sábado, abrió al público una exposición temporal de una magnífica colección de fotografías tomadas en Azpeitia por el juez Vicente Crespo Franco hace ahora un siglo.
Vista general de Azpeitia a principios del siglo XX. Años después, el ferrocarril pasaría, aproximadamente, a los pies de esta imagen. Fotografía de Vicente Crespo Franco

Cuando Vicente Crespo tomó las imágenes expuestas en el Museo (entre 1906 y 1913), Azpeitia carecía de ferrocarril ya que la línea del Urola no entró en servicio hasta 1926. Por tanto, es de suponer que sus desplazamientos desde Madrid los realizaría en el ferrocarril del Norte hasta Zumárraga, para continuar en diligencia hasta Azpeitia.
Vista del santuario de Loiola desde el caserío de Errekartetxo. Fotografía de Vicente Crespo Franco

En todo caso, pese a que la temática del tren se encuentra ausente en las fotografías expuestas en el museo, existe en esta historia una conexión ferroviaria. En efecto, como lamentablemente sucede con muchas de las fotografías tomadas por aficionados, durante un siglo las fotografías de Vicente Crespo se guardaron en la casa familiar de Astorga, sin que en Azpeitia se tuviera constancia de su existencia. Afortunadamente, la presencia del Museo Vasco del Ferrocarril ha permitido redescubrir este pequeño tesoro, al darse la circunstancia de que uno de los biznietos de Vicente Crespo Franco, Alberto García Álvarez, actual Director del área negocio de viajeros de Renfe, sea ferroviario no solo de profesión sino también de vocación.
Vista de Villa Juanita y del convento de Olatz. Fotografía de Vicente Crespo Franco

Apasionado por todo lo relativo al tren, Alberto García pronto se interesó por el Museo Vasco del Ferrocarril y visitó sus instalaciones. Poco después, en una comida familiar comentó su reciente viaje y su tío, Gabriel García Crespo, quien había dedicado una parte importante de su tiempo a bucear en la historia de la familia recordó que el primer destino de su abuelo fue, precisamente, Azpeitia. Buceando en el archivo familiar pronto encontró los negativos y textos de Vicente Crespo relativos a Azpeitia y no dudó en ofrecerlos al Museo Vasco del Ferrocarril para contribuir a su conocimiento y divulgación.
Vista del puente de Enparan desde el mercado. Tras el puente se aprecian los terrenos en los que, años después, se construyó la estación de Azpeitia. Fotografía de Vicente Crespo Franco

No nos queda pues, sino agradecer a Gabriel García Crespo y Alberto García Álvarez su desinteresada aportación ya que, gracias a ella, el visitante del Museo puede descubrir sorprendentes imágenes de una Azpeitia anterior a la llegada del ferrocarril. Pese a que ha transcurrido más de un siglo, algunos lugares retratados por su antecesor resultan, todavía, familiares. En otros, el paso del tiempo los hace irreconocibles. Por ello, el Museo está abierto a enriquecer las imágenes presentadas en esta exposición, con las informaciones que puedan aportar por los visitantes y lograr así su completa identificación.
Vista de Azpeitia desde Landeta. Fotografía de Vicente Crespo Franco

Nuestro agradecimiento también es extensivo a Joxerra Larrañaga, que desinteresadamente ha realizado el proceso de positivado y posterior escaneado de los negativos originales de cristal. Eskerrik asko!
Vista de Astotegi tomada desde el hostal Arteche, residencia de Vicente Crespo en Azpeitia. Sobre el río se observa el edificio del antiguo mercado. Fotografía de Vicente Crespo Franco

Esta exposición se inauguró en el marco de las celebraciones del XIX aniversario del Museo Vasco del Ferrocarril, motivo por el que se realizaron diversas circulaciones especiales de sus trenes históricos, y permanecerá abierta hasta el 8 de diciembre, día en el que concluye la temporada de trenes de vapor del año 2013.
Una de las circulaciones más espectaculares organizadas con motivo del XIX aniversario del Museo Vasco del Ferrocarril fue una doble tracción de las locomotoras "Aurrera" y "Portugal". Fotografía de Asier Gurrutxaga




4 comentarios:

  1. Kaixo Juanjo, galdera bat, ba al daukazu Azpeitiko espetxea izan zenaren argazki gehiago?Gaia interesatzen zait eta hemen igo duzuna nondik lortu duzun esaterik bazeneuka eskertuko nizuke.
    Milesker

    ResponderEliminar
  2. Kaixo Ane

    Lamentablemente, es la única fotografía de los juzgados y cárcel de la colección de fotografías del antiguo juez de Azpeitia Vicente Crespo. Si necesitas una copia de mayor resolución, no tienes más que pedirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskertuko nizuke Juanjo!

      Eliminar
    2. envíame tu correo a creusot1158@gmail.com

      Eliminar