domingo, 8 de septiembre de 2013

EL TRANVÍA DE SODUPE A ARCENIEGA

El tranvía de vapor de Sodupe (Vizcaya) a Arceniega (Álava) es uno de los tranvías más desconocidos de nuestro país, uno de los más efímeros y, además, el único que funcionó, en el pasado, en el territorio histórico de Álava.
 
 
La Compañía del Tranvía de Vapor de Arceniega a Sodupe se constituyó en Bilbao, el 12 de marzo de 1897, con un capital de 200.000 pesetas repartido en 400 acciones suscritas por diversos vecinos de la zona que pretendía servir el nuevo tranvía. La empresa contrató con el ingeniero Felipe Gutiérrez el estudio de la línea, y tras las tramitaciones oportunas, el Gobierno otorgó la concesión a uno de los accionistas, Luis Santos Valle, el 9 de marzo de 1900. La línea se estableció en el reducido ancho de vía de 600 mm. sobre la carretera provincial que enlazaba ambas poblaciones, aunque contaba con pequeñas desviaciones en explanación propia para superar algunos de los puntos más difíciles del recorrido. El tranvía, cuya longitud total era de 14 kilómetros, tenía su punto de origen en el centro de Arceniega y finalizaba junto a la estación del ferrocarril de Santander a Bilbao en Sodupe, lugar en el que se establecieron las cocheras.
 
El tranvía de Sodupe a Arceniega, inaugurado el 18 de octubre de 1901, ofrecía cinco circulaciones diarias en combinación con los trenes del ferrocarril de Santander a Bilbao, con los que enlazaba en la estación de Sodupe. Para asegurar el servicio disponía de un parque móvil formado por dos locomotoras de vapor de rodaje 120-T, construidas por la firma británica Bagnall y bautizadas con los nombres de las estaciones extremas de la línea, "Sodupe" y "Arceniega". Por su parte, el parque de material remolcado se limitaba a tres coches de viajeros de bogies y portezuelas, con 46 asientos cada uno, un vagón de mercancías cubierto y otros dos descubiertos.
 
Debido a las numerosas deficiencias que presentaba el establecimiento del tranvía, y como consecuencia de algunos accidentes, el Ministerio de Fomento exigió la realización de diversas obras de mejora cuyo coste estimado ascendía a 110.000 pesetas. La Compañía no pudo afrontar tan importante inversión, por lo que el 25 de abril de 1911 el Gobierno promulgó una Real Orden en la que decretó la inmediata suspensión del servicio. Poco después se declaró la caducidad de la concesión y se procedió al levante de las instalaciones.

 

6 comentarios:

  1. No tenia ni idea de la existencia de este trambia. Eskerrik asko

    ResponderEliminar
  2. Juanjo, precisamente hace un par de días te escribí un correo preguntándote precisamente como es que, aparentemente, la locomotora de la imagen lleva el número 3, cuando en la línea sólo circularon las dos Bagnall... ¿Alguna hipótesis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, no tengo ninguna explicación al hecho de que tuvieran dos locomotoras pero, una de ellas, recibiera el número 3. Tal vez existió otra locomotora de origen desconocido.

      Eliminar
  3. Gracias por la respuesta, Juanjo. Realmente en muy poco espacio de tiempo este tranvía sufrió dos accidentes mortales: el primero se produjo el 5 de enero de 1902, cuando la locomotora que encabezaba la composición descarriló a 300 metros de la estación de Arciniega, atrapando al fogonero, Silvestre Lurrimendi, de 25 años de edad, que murió en el acto. Por su parte, el maquinista, Juan Guillén, sufrió algunas contusiones, y el material, daños de consideración.

    Otro accidente mortal se produjo tan sólo siete meses después, concretamente el 10 de agosto de 1902, día de gran afluencia de pública por celebrarse una romería a Sodupe. Ese día, un tren que había de Arceniega a media tarde descarriló a escasos cincuenta metros de la estación y la locomotora y uno de de los coches de viajeros cayeron por un terraplén, con el resultado de una persona muerta (la alavesa Maria Isurquiza, de treinta años de edad) y varios heridos de diversa consideración.

    Por otra parte, no he conseguido saber en qué fecha realmente el tranvía fue clausurado. Entiendo que lo fue poco después de 1902, aunque el levante de las instalaciones se produjera a partir de 1911...

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco tenía ni idea de la existencia de este tranvía. Gracias a todos por la información sobre él que facilitáis. Gran trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Tranvía o pequeño ferrocarril, pues contó con billetes de cartón Edmondson, y creo suministrados por el FC de La Robla.
    Eduardo.-

    ResponderEliminar