domingo, 23 de noviembre de 2014

LOS REMOLQUES 300 DE LA CTFV

Remolque de bogies 306. Fotografía de G. Masino. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril

Para cerrar esta pequeña serie dedicada a los tranvías de bogies de la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia (series 300, 350 y 400), dedicaremos un breve comentario a la única serie de remolques de bogies que prestó servicio en la capital del Turia: los 300.
Motor 462, con un remolque de la serie 300. Fotografía de G. Masino. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril

Estos coches fueron construidos en los talleres Gay del Grao, entre los años 1940 y 1945. Según las Memorias de la propia Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia, en su construcción se utilizaron componentes de 16 antiguos remolques imperiales de la época de tracción animal que, al parecer, todavía se conservaban, pese a llevar años fuera de servicio. Sin embargo, otras fuentes como el Almaneque "La vida valenciana en 1943", señala que procedían de la reconstrucción de antiguos remolques de un piso, del modelo popularmente conocido como "perreras" por los valencianos. Sea cual fuere su procedencia, con estos vehículos se formó la nueva serie 300, que había quedado libre al rematricularse los coches motores de esta serie en la 439 a 470. Matriculados del 301 al 309, disponían de puertas automáticas y freno de aire comprimido. 
Remolque 301, afortunadamente conservado al ser "reciclado" como soporte publicitario de una fábrica de muebles. Fotografía de Juanjo Olaizola Elordi

Los remolques de la serie 300 llegaron a integrarse en SALTUV, al asumir esta sociedad laboral los servicios tranviarios de la CTFV en 1964, para ser dados definitivamente de baja en 1967. Afortunadamente, el coche 301 se conservó como soporte publicitario de una fábrica de muebles, lo que permitió su supervivencia hasta nuestros días. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada