miércoles, 15 de mayo de 2013

UN ROLLS ROYCE BAJO EL CAPÓ

Sin duda, Rolls Royce es una de las marcas automóvilísticas más reputadas, gracias a la calidad, elegancia y refinamiento de sus productos. Sin embargo, no todos saben que esta firma también esta especializada en la producción de toda clase de motores industriales. Entre su amplio abanico de productos, podemos ver motores a reacción en los más modernos aviones o motores diesel industriales suministrados por esta reputada compañía británica.
Lujoso automóvil construido por la firma británica Rolls Royce


Los motores diesel industriales de Rolls Royce también se han utilizado en la tracción ferroviaria en diversos países, incluidos el nuestro, donde adquirieron cierta difusión en los años sesenta del pasado siglo. Sin embargo, estos propulsores no fueron utilizados en elegantes locomotoras a la cabeza de los más prestigiosos trenes de lujo, como podría esperarse de una firma que construía los automóviles más refinados del mundo. Por el contrario, en España los motores diesel de la firma británica solamente se han instalado en los vehículos más modestos de nuestros ferrocarriles: las locomotoras de maniobras.
Placa de construcción de una locomotora de maniobras Naval dotada de motor diesel Rolls Royce


Renfe contó con una locomotora diesel, la 306, construida en Gran Bretaña por la firma Yorshire, como prototipo  de demostración, a la espera de futuras adquisiciones por parte de la empresa estatal. Sin embargo, esta unidad, construida en 1962, no tuvo finalmente descendencia y tras su baja del servicio en 1986, fue preservada por el Museo del Ferrocarril de Madrid, donde en la actualidad se expone al público.
Tractor de maniobras de vía métrica dotado de motor Rolls Royce


Pese al fracaso inicial, Yorkshire mantuvo su interés por el mercado español y, en 1965, firmó un convenio de colaboración con la Sociedad Española de Construcción Naval para la fabricación de sus locomotoras de maniobras bajo licencia. Dotadas de un motor diesel de la firma británica Rolls Royce y transmisión hidráulica, el modelo se ofertaba, tanto para vía métrica como para vía ancha, aunque la segunda versión apenas tuvo compradores: algunas unidades vendidas a los puertos de Bilbao y Huelva y otra a una central térmica asturiana.
Tractor Naval/Yorkshire/Rolls Royce de vía ancha adquirido por la Junta de Obras del Puerto de Huelva. Fotografía de Josep Miquel Solé

Por el contrario, el modelo de vía estrecha tuvo más fortuna comercial ya que fue adquirido por diversas empresas ferroviarias como la Compañía General de Ferrocarriles Catalanes, Ferrocarril del Cantábrico, Económicos de Asturias, Vasco-Asturiano y la propia Feve. Por su parte, el Ferrocarril de La Robla adquirió ocho unidades similares, pero de mayor potencia, gracias a su turbocompresor, y dotadas de freno automático de vacío para el tren, con lo que sus compradores esperaban poderlas emplear también en pequeños servicios de viajeros como el que se prestaba en el ramal de Iráuregui a Luchana, así como en la doble tracción de los trenes de mercancías en los tramos más conflictivos de sus líneas.
Tractor 207 del ferrocarril de La Robla. Fotografía de Xavier Santamaría

Con el paso del tiempo, todos los tractores Naval, salvo los cuatro adquiridos por la Compañía General de Ferrocarriles Catalanes, se integraron en el parque de Feve, empresa que llegó a contar con 25 máquinas de este tipo, matriculadas en la serie 1300.
Tractor 1314, asignado por Feve a los ferrocarriles de Valencia


Los tractores Naval prestaron servicio de maniobras en las principales estaciones de Feve, siendo también común verlos a la cabeza de trenes de trabajos para mantenimiento y renovación de vías y catenarias. La decadencia de la serie se inició a mediados de la década de los ochenta, cuando la recepción por parte de Feve de nuevas locomotoras de línea de la serie 1600, permitió relegar a los modelos más antiguos (serie 1000) al servicio de maniobras.
Tractor Naval en servicio de maniobras en la bilbaína estación de La Casilla


Muchos de los tractores de maniobras Naval han pervivido hasta nuestros días ya que han sido vendidos, por lo general, a contratistas de vías y obras. En la actualidad, esta es la relación de tractores conservados:

-         1303, vendido al contratista italiano Francesco Ventura de Paola. Adaptada al ancho de vía de 950 milímetros.
-         1304, vendido al contratista italiano Francesco Ventura de Paola. Adaptada al ancho de vía de 950 milímetros.
-         1305, vendido al contratista italiano Antonio Aloe, para su uso en las obras de reconstrucción del ferrocarril de Trento a Male.
-         1308, vendido a la empresa italiana Metalmeccanica Milanesio.
Tractor Naval/Yorkshire/Rolls Royce, adquirido de ocasión por una empresa italiana. Sicilia, 2009.


-         1313, vendido a la empresa de construcciones Balzola, S.A.
Tractor 1313, hoy propiedad de la empresa constructora Balzola
-         1314, preservado para el futuro museo del ferrocarril de Valencia.
-         1315, preservado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Santander
-         1316, cedido por Feve al ayuntamiento de Logroño para su exposición como monumento en la Gran Vía. En la actualidad se encuentra en un almacén municipal.



Tractor 1314 fotografiado cuando estaba asignado al servicio de maniobras de Valencia-Sud


-         1321, vendido a la empresa italiana Metalmeccanica Milanesio.
-         1322, preservado por Feve. En 2010 fue restaurado en los talleres de El Berrón (Asturias), pero no ha prestado ningún servicio desde entonces.
-         1324, preservado por el Museo Vasco del Ferrocarril.
Tractor 207 del ferrocarril de La Robla, preservado en el Museo Vasco del Ferrocarril. Los ocho tractores de esta empresa se diferenciaban de los demás por disponer de una capota más elevada, necesaria para alojar el turbocompresor y la bomba de vacío que equipaban estas locomotoras.

Además, de los cuatro tractores adquiridos por la Compañía General de los Ferrocarriles Catalanes, que en 1977 se integraron en el parque de los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya, se han preservado dos unidades, la 821 en el Tren de Arganda, gestionado por el CIFVM, y el 824, donado al Chemin de Fer de la Baie de la Somme (Francia).
Tractor Naval/Yorkshire/Rolls Royce de la Compañía general de Ferrocarriles Catalanes. Fotografía de Werner Hardmeier


Otras locomotoras de maniobras, como algunas de las Hunslet que ya tratamos en una entrada anterior, también contaron con motores industriales Rolls Royce.
Locomotora de maniobras del puerto de Pasajes, construida por la firma británica Hunslet con motor diesel Rolls Royce



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada